▷Encontrar trabajo a partir de los 40 años: Misión POSIBLE si te lo propones…

El empleo es uno de los mayores problemas actuales en las personas de mediana edad. Hacer frente al desempleo durante una crisis de la mediana edad es un problema muy común y encontrar trabajo se convierte a veces en una misión imposible. Quedarse en paro cuando tienes una familia mina la confianza de cualquier persona, porque tiene que volver a replantearse su vida laboral y familiar. NO TE PREOCUPES, hay mucha gente en esta situación y de una forma un otra… ¡¡¡siempre se sale adelante!!!.

Si te han despedido recientemente, llevas tiempo desempleado o tienes problemas para encontrar trabajo, este artículo te va a ayudar a recuperar «el Norte» gracias a las lecciones que hemos aprendido después de mucho tiempo intentando descubrir qué pasos seguir para mejorar nuestra vida laboral.

Sobre los 40 años la mayoría de los empleados logramos una cierta estabilidad laboral y salarial, algo que inevitablemente hace que nos acomodemos y no pensemos más allá. ¿Qué pasa entonces si hay un recorte en la plantilla, tu empresa quiebra o simplemente te despiden por bajo rendimiento?… En ese momento es en el que te das cuenta de tu falta de previsión y empiezas a ponerte nervioso cuando descubres que no es tan sencillo encontrar un trabajo ya no acorde a tus expectativas o experiencia laboral, sino sencillamente «un trabajo»… Tranquilo, esto es algo que le pasa a millones de personas y lo último que debes hacer es martirizarte por ello.

Las estadísticas muestran que los trabajadores mayores tardan más en volver a encontrar un nuevo trabajo y la tasa de empleo en personas mayores de 40 años se encuentra a niveles récord. Divorcios, crisis personales existenciales, una familia que alimentar, deudas y otros muchos factores, hacen que aún sea más difícil concentrarse para encontrar trabajo y reinventarse laboralmente hablando.

Lo primero y más importante es relajarse y mantener la calma, Roma no se hizo en un día y ponerse nervioso/a es totalmente contraproducente. En este momento hay que analizar varios puntos para volver a entrar en el mercado laboral lo antes posible y siempre trabajando en algo que vaya acorde con nuestra vida. Las cosas no suceden por casualidad y pensamos que todo tiene un «porqué»; ¿quién sabe si ahora es cuando por fin encuentras el trabajo definitivo que te hace feliz?… POSITIVIDAD, esa es la palabra mágica que te hará progresar.

Lo primero y más importante es relajarse y mantener la calma, Roma no se hizo en un día y ponerse nervioso/a es totalmente contraproducente…

La mayoría de las personas que se quedan en paro por primera vez actúan con miedo y eso hace que se precipiten a la hora de tomar sus decisiones. Por este motivo hay que aprender a liberarse de todos los temores e informarse de qué pasos han seguido las personas que han superado con éxito la gran prueba de quedarse sin trabajo de la noche a la mañana.

El proceso puede llegar a ser largo, frustrante y a veces complicado, pero está demostrado que nada es imposible. Tan solo hay que trabajar ciertos aspectos para encontrar un trabajo, pero hay que permanecer frío y tener claro que no es tan sencillo como enviar un currículum y esperar a que te llamen…

Ahora vamos a pasar a la parte práctica con nuestros consejos para encontrar trabajo, esperando que los pongáis en práctica cuanto antes. Aunque las hayáis oído mil veces, hay unas palabras que definen la actitud a tener en estos casos: sin prisa pero sin pausa, y sobre todo afrontando cada situación con energía y positividad.

1- Tú no eres responsable por el hecho de haberte quedado desempleado, simplemente es un nuevo punto de partida en tu vida que puede incluso mejorarla. No des pasos laborales hacia atrás intentando volver a trabajos o actividades que no te funcionaron hace unos años. Si no te funcionaron en su momento, ahora probablemente tampoco… Descubre el nuevo mercado laboral y recíclate.

2- Si te acabas de quedar sin trabajo, tómate unos días para reflexionar antes de dar un paso hacia adelante. Al principio es muy difícil asimilar que estás desempleado después de tantos años en activo, así que necesitas tiempo para «curarte»; vete a la playa, a pasear, disfruta del día, de tu familia y de todas esas cosas que antes no podías hacer porque estabas todo el día metido dentro de una oficina, fábrica o comercio. El tiempo necesario es relativo para cada persona, solo tú sabrás cuánto necesitas.

3- Algunas personas desempleadas pueden entrar en un bucle mental que les causa depresión, básicamente porque solo tienes en mente que estás parado y sientes la necesidad de compartirlo… ¡¡¡error!!!. No compartas tu estado anímico constantemente con tus amigos o conocidos porque huirán de ti. Demuestra ser optimista y de nuevo afrontar tu estado con la palabra clave: POSITIVIDAD.

4- Duerme lo mínimo recomendado, el hecho de dormir demasiado es un factor para desarrollar depresión y eso produce una desgana que impide que te ayudes a tí mismo.

5- Piensa en encontrar un trabajo a media jornada. No rechaces algunas oportunidades de trabajo a tiempo parcial porque es una forma de seguir activo y de paso generar unos ingresos que te vendrán muy bien. Además también podrás formarte durante la otra media jornada que tienes libre.

6- Aprovecha esta oportunidad para cambiar tus patrones de vida o esos malos hábitos que no te ayudan. Haz ejercicio a diario aunque simplemente sea andar media hora, está cien por cien demostrado que el deporte y llevar una vida activa hace que te sientas mejor física y mentalmente.

7- Es imprescindible que simplifiques tu vida y evites gastar dinero en cosas que son totalmente innecesarias y prescindibles para tu día a día. En estos momentos te das cuentas de que la famosa frase «no es más feliz el que más tiene, sino el que menos necesita», es totalmente cierta.

8- Empieza a desarrollar tu creatividad para ponerte al día en cualquier cosa que tengas apartada, ya sea cualquier reparación, papeleo o en definitiva asuntos pendientes. De esta forma tendrás una nueva perspectiva y te darás cuenta que es una buena oportunidad para ver la vida desde otro punto de vista.

En estos momentos te das cuentas de que la famosa frase «no es más feliz el que más tiene, sino el que menos necesita», es totalmente cierta…

9- No confíes tu suerte laboral en familiares o amigos al menos al principio. Quemar tus últimos cartuchos laborales sin obtener resultados conseguirá que te frustres aún más y eso es lo último que quieres. Explora el mercado del trabajo durante una temporada y sé selectivo antes de buscar ayuda en gente cercana. La gente ofrece mucho cuando estás activo laboralmente hablando, pero del dicho al hecho va un buen trecho… También es importante tragarte un poco tu orgullo en momentos determinados siempre sin perder la dignidad, cuando tengas cierta estabilidad ya tendrás tiempo de recuperarlo ;D.

10- Evita beber alcohol en exceso y por supuesto cualquier tipo de droga. En estos momentos estás más débil mentalmente y puedes caer en una espiral de adicción que termine definitivamente con tu estabilidad.

11- Recupera viejas amistades, intégrate en una comunidad u ofrécete como voluntario para ayudar en distintos lugares. Es una magnífica oportunidad para encontrar otras alternativas y por supuesto para mantenerte conectado con el mundo.

12- Jamás tengas miedo por estar desempleado. Tener miedo te impide progresar y la clave para no tenerlo está en ser paciente. Vive día a día y cuando tengas un «bajón» haz ejercicio o queda con alguien para tomar un café. Aislarte no te servirá de nada y mucho menos pensar constantemente en tu situación, repitiéndote frases negativas que no te llevan a ningún sitio.

Una de las claves para tener éxito laboral y personalmente a partir de los 40 años está en aceptar los cambios y ser flexibles a ellos. Aproximadamente se necesitan unos tres o cuatro meses para adaptarse a una nueva situación, aunque hay personas que necesitan mucho más y tampoco pasa nada. En definitiva, tu objetivo debe ser aprovechar el hecho de estar desempleado para crecer, descubrirte a ti mismo y cambiar viejos patrones en los que estabas anclados y que no te permitían progresar.

Te invito a que leas mi artículo sobre cómo hacer una entrevista de trabajo perfecta, en él cuento mi experiencia personal desde que comencé a trabajar y qué pasos seguir para ser el candidato ideal cuando te enfrentas a una entrevista laboral.

2 comments

  1. Jose Respuesta

    Lo mejor a partir de los 40 años es aprovechar tu experiencia para emprender con el autoempleo o montando una pequeña pime

  2. Freelive AutorRespuesta

    Totalmente de acuerdo contigo, nada como la experiencia para saber por qué camino tirar… Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *