CFD: una manera de hacer trading y ganar dinero

En este mundo no basta con el dinero que ganamos de nuestro salario. Es importante buscar maneras de generar ingresos por distintas vías. El mundo del trading tiene muchas formas en las cuales puedes operar y obtener ganancias. Puede ser a través del flujo de tasas de cambio de las monedas (el famoso Forex) o la famosa bolsa de valores en las cuales se pueden comprar acciones de empresas. A continuación te hablaré de una de las maneras más rentables.

Uno de las formas más populares de hacer trading es con los CFDs, los cuales sus siglas en inglés significan contract for differences (diferencias por contrato). Es un acuerdo entre un inversor y un broker de CFD para intercambiar la diferencia en el valor de un producto financiero entre el momento en que se abre y se cierra el contrato.

Esta forma de trading tiene muchos beneficios, los cuales se pueden aprovechar como una oportunidad para beneficiarse del movimiento de precios sin ser propietario del activo subyacente. Es una seguridad simple relativamente calculada por el movimiento del activo entre la entrada y salida del trade, calculando solo el cambio de precio sin tener en cuenta el valor subyacente del activo.

Los CFDs son productos derivados. Le permiten especular en mercados financieros como acciones, Forex, índices y materias primas sin tener que tomar posesión de los activos subyacentes.

Un ejemplo de cómo los CFD funcionan sería el siguiente: Si una acción tiene un precio de venta de $25 y el comerciante compra 100 acciones, el costo de la transacción es de $2500 más comisiones y tarifas. Esta operación requiere al menos $ 1200 en efectivo libre en un corredor tradicional en una cuenta de 50% de margen. En cambio, un corredor de CFD requiere solo un margen de 5% o $ 120.

Una operación de CFD mostrará una pérdida igual al tamaño del diferencial (este concepto es conocido en inglés como spread, el cual es la diferencia entre la compra y venta) al momento de la transacción. Si el diferencial es de 5 centavos, la acción necesita ganar 5 centavos para que la posición alcance el precio de equilibrio. Si bien verá una ganancia de 5 centavos si fuera el propietario de las acciones, también habría pagado una comisión e incurrido en un desembolso de capital mayor.

 

Ventajas del CFD

  • Mayor apalancamiento: Los CFDs proporcionan un mayor apalancamiento que el comercio tradicional. El apalancamiento estándar en el mercado de CFD está sujeto a regulación. Alguna vez fue tan bajo como un margen de mantenimiento del 2% (apalancamiento 50: 1), pero ahora está limitado en un rango del 3% (apalancamiento 30: 1) y podría subir al 50% (apalancamiento 2: 1). Los requisitos de margen más bajos significan menos desembolso de capital para el comerciante/inversor y mayores rendimientos potenciales. Sin embargo, un mayor apalancamiento también puede aumentar las pérdidas.

 

  • Acceso al mercado global desde una plataforma: Muchos brokers de CFDs ofrecen productos en todos los principales mercados del mundo, lo que permite el acceso las 24 horas. Los inversores pueden negociar CFDs en una amplia gama de más de 4.000 mercados mundiales.

 

  • Sin reglas de shorting o préstamos de stocks: Ciertos mercados tienen reglas que prohíben el shorting, requieren que el operador tome prestado el instrumento antes de vender en corto o tienen diferentes requisitos de margen para posiciones cortas y largas. Los instrumentos de CFD pueden estar en short en cualquier momento sin costos de préstamos porque el comerciante no posee el activo subyacente.

 

  • Ejecuciones profesionales sin comisiones: Los brokers de CFDs ofrecen muchos de los mismos tipos de órdenes que los brokers tradicionales, incluidas las paradas, los límites y las órdenes contingentes como “uno cancela al otro” y “si se hace”. Algunos brokers que ofrecen paradas garantizadas cobrarán una tarifa por el servicio o recuperarán los costos de otra manera. Los brokers ganan dinero cuando el trader paga el spread y la mayoría no cobra comisiones ni tarifas de ningún tipo. Para comprar, un trader debe pagar el precio de venta, y para vender en corto, el trader debe pagar el precio de oferta. Este diferencial puede ser pequeño o grande dependiendo de la volatilidad del activo subyacente y los diferenciales fijos a menudo están disponibles.

 

  • Sin requerimiento de trading diario: Ciertos mercados requieren cantidades mínimas de capital para el trade diario o imponen límites en el número de intercambios diarios que se pueden realizar dentro de ciertas cuentas. El mercado de CFDs no está sujeto a estas restricciones y todos los titulares de cuentas pueden negociar si lo desean. Las cuentas a menudo se pueden abrir por tan solo $ 1,000, aunque $ 2,000 y $ 5,000 son requisitos mínimos de depósito comunes.

 

  • Variedad de oportunidades de trade: Actualmente, los corredores ofrecen CFDs sobre acciones, índices, tesorería, divisas, sector y materias primas. Esto permite a los especuladores interesados en diversos vehículos financieros intercambiar CFDs como alternativa a los intercambios.

Deja una respuesta