Pagar con dinero: ¿El futuro pasa por dejar de pagar en efectivo?

Cada vez hay más noticias que afirman que el hecho de pagar con dinero en efectivo tiene fecha de caducidad y que el futuro pasa por pagar con tarjeta o con el teléfono móvil.

En principio esto no te debería afectar, pero la realidad es que de ser ciertas estas informaciones tu vida puede cambiar considerablemente. Piensa que en el fondo los gobiernos quieren tener un control absoluto de todos tus movimientos y no cabe duda de que tarde o temprano lo lograrán.

En este artículo quiero hablaros sobre cuándo es mejor pagar en efectivo o en tarjeta en base a las circunstancias. Aunque pueda parecer una tontería, esos pequeños detalles marcarán la diferencia de vuestra economía diaria.

 

¿Cuándo es mejor pagar en efectivo o disponer de él?

¿Cuándo es mejor pagar en efectivo o disponer de él?

Cada día usamos menos dinero en efectivo porque disponemos de diversas formas de pago. La realidad es que existen muchos estudios que demuestran que utilizamos efectivo mucho más de lo que pensamos y suponen un gran porcentaje de nuestros gastos mensuales. Por este motivo a continuación te explico cuáles son esas situaciones y en qué momentos pagar con efectivo puede ser la mejor opción dependiendo de lo que desees conseguir.

 

Cuando necesites limitar tus gastos

Tener un fondo de ahorro en efectivo es una excelente manera de ahorrar dinero y limitar tus gastos. Según diversos estudios, es menos probable que accedas a comprar artículos que no sean necesarios si tienes efectivo. Es decir, si tienes que pagar en dinero, es menos probable que accedas a comprar una hamburguesa o un helado que si eliges otro método de pago.

 

Cuando quieras hacer una compra en una tienda pequeña

En más de una ocasión habrás leído en algún negocio o local que tienen algún cartel que limita el uso de tarjetas de crédito a un mínimo de compra. Esto ocurre por la comisión que cobran las entidades bancarias sobre las transacciones. Aunque a nosotros nos pueda parecer un porcentaje mínimo, a final de mes, estas pequeñas tiendas notan ese gasto en sus bolsillo y nos ponen esa condición para incentivarnos a pagarles con efectivo.

 

La mejor forma de pago si tienes una emergencia

No hay negocio o persona particular que no acepte el efectivo como forma de pago. Por lo tanto, se convierte en la única elección posible si tenemos una emergencia porque nos aseguramos el hecho de poder afrontarla.

 

Como fondo de ahorro ante improvistos

El dinero físico se puede ver y tocar. No ocurre lo mismo con las tarjetas y, por tanto, la consciencia a la hora de gastar o ahorrar no es la misma.
Si guardamos dinero en efectivo, cada billete que gastemos tendrá una mayor carga psicológica por lo que se hará más fácil poder ahorrarlo que si no lo viéramos.
Lo ideal, si tienes oportunidad, es tener un fondo de ahorro que te permita poder cubrir gastos inesperados normales (como una reparación del automóvil, una factura del veterinario, etc.).

 

Cuando quieras tener un vínculo con los artículos que compres

Como el dinero físico tiene un gran poder psicológico, si lo elegimos para pagar determinados artículos, como por ejemplo, un regalo para un ser querido, es más probable que desarrollemos un vínculo con la tienda donde realicemos la compra y volvamos a ir en alguna ocasión. Así, podremos dirigirnos inconscientemente a las tiendas de nuestra preferencia sobre otras.

 

¿Cuándo es mejor pagar con tarjeta de crédito?

¿Es mejor pagar con tarjeta de crédito o pagar en efectivo?

Aunque uno pueda llegar a tener la creencia de que usar tarjetas de crédito es sinónimo de endeudarse, hay muchísimas ocasiones en las que usarlas es la mejor opción e, incluso, puede hacer que ahorres dinero.

 

Cuando estás de viaje

Si estás de viaje, deberías considerar utilizar tarjeta de crédito por diversas razones. Entre ellas y la más importante, necesitarás una forma de pago que te permita tener una seguridad adicional en caso de que tu tarjeta se pierda o te la roben. Con una tarjeta de crédito, no tienes responsabilidad por cargos fraudulentos y puedes cancelar o congelar tu tarjeta de inmediato.

Por otra parte, cuando viajas fuera de tu país, la mayoría de compañías, tienen mejores tarifas de tasas de cambio de divisas al realizar la transacción con tarjeta de crédito que si lo haces llevando tu moneda local e intentándola cambiar en el país en el que te encuentras. Incluso, las mejores tarjetas de crédito no tienen ningún cargo por transacción extranjera. Además, ofrecen beneficios por realizar compras en tus viajes.

Por último, también ofrecen seguros de viaje. Hay tarjetas que te ofrecen una compensación económica elevada por día para cubrir daños en caso de que tu equipaje se retrase.

Te recomiendo que leas mi artículo «10 formas reales de ganar dinero viajando», seguro que en tu próximo viaje pondrás en práctica alguno de mis consejos 😊.

 

Cuando trabajas con ventajas

La mayoría de las tarjetas de crédito te otorgan recompensas o ventajas por usarlas. Así que es una excelente opción si vas a gastar dinero. Procura luego tener disponible el dinero que hayas gastado, pueden ser una excelente forma de ahorro y no de gasto.

 

Cuando es dinero que cubrirá los gastos de tu trabajo

Muchas compañías cubren gastos de traslado, hoteles, comida pero haciéndote tú cargo primero y luego ellos validando tus tickets. Si pagas con tarjeta de crédito te aseguras no gastar dinero del que dispones y cuando la compañía haga la devolución puedes cubrir las facturas que hayas generado en tu tarjeta.

 

¿Cuándo pagar con tarjeta de débito?

¿Cuándo pagar con tarjeta de débito?

Utilizamos tarjeta de débito todo el tiempo para pagar distintos productos pero, ¿cuándo deberías utilizar débito en vez de efectivo o tarjeta de crédito?

 

Cuando quieras lo mejor de ambos mundos

Sin dudas, pagar con débito se ha convertido en el equilibrio de ventajas de pagar en efectivo y disponer de una tarjeta de crédito. Ya que puedes limitar tus gastos y pagar con la comodidad sin tener que disponer de efectivo.

 

Para compras diarias con gastos mayores

Utilizar débito para echar gasolina, hacer una compra semanal en el super, entre otras, puede ser la mejor opción porque evitas tener efectivo de más y simplificas la rapidez de las operaciones en caja.

 

Cuando no quieras endeudarte

Tienes la practicidad de las tarjetas de crédito con la limitación del efectivo al no poder utilizar más de lo que tienes. Esto hará que pienses dos veces en el gasto a realizar antes de hacer la transacción. Evitarás gastar más de lo que puedes y podrás estar con tu cabeza tranquila sin esperar ningún resumen.

 

Terminamos con un vídeo del emprendedor Dimitri Uralov en el que nos explicará su visión sobre si es mejor pagar en efectivo o por el contrario con tarjeta.

5/5 - (1 voto)