▷¿Quieres cambiar de vida? Te damos las respuestas para conseguirlo

Desde la infancia estamos programados para vivir de una forma muy concreta. Parece que esto es inevitable e inamovible y pensar en cambiar de vida sería una locura para el 99% de la sociedad. Básicamente nos educan para que vivamos de una forma determinada, que consumamos los mismos productos y en definitiva nos allanan el camino para que no pensemos mucho. El patrón siempre es el mismo: naces, estudias, trabajas, te casas (o no), compras una casa, tienes hijos (o no) y te jubilas… Muy triste, ¿verdad?.

Realmente todo se basa en una palabra y se llama «seguridad», a todos nos gusta vivir tranquilos sin muchas complicaciones, tener un trabajo estable, cierto dinero para nuestros caprichos e irnos de vacaciones una vez al año. Si te paras a analizar tu día a día te das cuenta de que tienes una existencia simple y vacía. El problema es que muy poca gente quiere ir «más allá» porque se le romperían todos los esquemas que han ido adquiriendo a lo largo de su vida. Sin embargo tú tienes unas inquietudes y unos sueños que jamás se cumplirán si sigues viviendo como hasta ahora.

Pues hoy vamos a pensar, queremos que salgas del bucle en el que estás metido y es muy probable que si nos estás leyendo es porque en el fondo no estás a gusto con tu vida. ¿Piensas que vives de forma automática y que tus días son prácticamente iguales?, ¿te gustaría dedicarle más tiempo a tu familia o amigos?, ¿ha llegado un punto en el que no soportas tu trabajo y necesitas romper con todo?… Te entiendo perfectamente, CONTINÚA LEYENDO y aprende de mi experiencia personal.

ROMPER LAS NORMAS ESTABLECIDAS

Hace un par de años terminé mi contrato con la empresa con la que trabajaba y en ese momento decidí romper con todos los esquemas de vida que había tenido hasta ese momento. Es cierto que durante dos años cobraría la de prestación por desempleo (o paro) y eso me daba una cierta seguridad, pero en circunstancias normales lo primero que habría hecho es ponerme a buscar trabajo desesperadamente.

Mis preguntas tendrían que haber sido las siguientes: ¿qué pasaría si se me acabase la prestación?, ¿podría vivir con menos dinero?, ¿a qué me iba a dedicar?, ¿sería demasiado viejo a mis 42 años para que las empresas se fijasen en mi?… Te asaltan miles de dudas e inseguridades cuando has pasado la barrera de los 40 (e incluso antes) y pierdes tu trabajo, sin embargo, decidí relajarme y enfocar mi vida de una forma radicalmente opuesta a cómo la estaba enfocando hasta entonces.

NUEVA VIDA, NUEVA FORMA DE PENSAR

Tal y como he dicho al principio de este post, estamos programados para una forma de vida que nos produce un sentimiento de felicidad inicial, sin embargo, con el paso de los años se convierte en inquietud.

Cuando descubres que te has convertido en un adulto con obligaciones, te das cuenta de que no puedes vivir el día como lo hacías cuando eras joven y es en ese momento cuando piensas: tengo que hacer algo, ¿¿¿pero qué hago???.

Has aprendido a comer tres veces al día, te levantas para ir a trabajar en una empresa que no te llena, llegas a casa saturado, ves un poco la televisión y otra vez a la cama para volver a hacer lo mismo el día siguiente. Debido a la frustración que produce tener que trabajar tanto, nos recompensamos con compras impulsivas o con viajes que quizá ni siquiera nos gusten, pero, ¿es esto lo que realmente queremos?.

El proceso para romper tu anterior vida y tus costumbres es largo y duro, de hecho muy pocos lo consiguen y es precisamente por eso por lo que queremos ayudarte. La clave de todo está en hacer lo que realmente te pide tu corazón y lo que de verdad te llena, al menos si tu intención es algo tan simple como SER FELIZ

Ahora te voy a contar qué beneficios me ha reportado cambiar mi estilo de vida desde un punto de vista objetivo. No son suposiciones ni me lo ha contado nadie, lo he experimentado en mis propias carnes y a día de hoy puedo decir que no me arrepiento en absoluto de la decisión que tomé en su momento.

DINERO

Lo que más me ha sorprendido de mi nuevo estilo de vida es lo poco que hace falta para vivir. Cuando ajustas tu presupuesto a tus ingresos reales te das cuenta de cuánto gastabas en cosas superfluas. Te recomiendo que te liberes de gastos innecesarios y que controles tu economía al céntimo, verás como es muchísimo más sencillo vivir con «lo justo», además te sobrará dinero para ahorrar…

DORMIR

En mi anterior estilo de vida siempre tenía la sensación de que no dormía lo suficiente y eso me provocaba malestar, pero ahora me levanto literalmente cuando me sale de las narices. El hecho de no tener un horario laboral fijo me ha permitido dormir las horas que mi cuerpo necesita y por lo tanto estoy mucho más activo durante el día, lo cual me permite ser más creativo e invertir más tiempo en lo que de verdad me apasiona.

CONTACTO CON LA NATURALEZA

Cuando trabajaba en una oficina añoraba estar en contacto con la naturaleza, dar un paseo por el bosque o por la playa y en definitiva disfrutar de esos placeres que nos brinda la tierra. Esto era algo impensable y si lo hacía el fin de semana siempre me sabía a poco. Ahora por lo menos lo hago una o dos horas al día y eso no me resta tiempo para hacer otras cosas importantes.

COMER

Antes comía lo primero que tenía a mano, no había tiempo de pensar en dietas y mucho menos planificar mi alimentación semanal. Eso pasó a mejor vida porque ahora tengo todo el tiempo del mundo para llevar una alimentación saludable, informarme sobre qué alimentos son beneficiosos para mi organismo, hacer deporte y en general comer como es debido.

TRABAJO

Este punto es el más importante para mi y es que mi trabajo es totalmente creativo. Tengo mis propios blogs y webs, diseño, hago mis propias fotos, etcétera. Esto me da una libertad con la que jamás habría soñado y así como un día puedo trabajar 10 horas, otro día trabajo tan solo 2, por lo tanto tengo flexibilidad total.

He encontrado un trabajo a media jornada en una oficina haciendo «lo justo» el cual me genera otra fuente de ingresos, pero si me canso buscaré otro sin complicarme mucho la existencia. No tengo nada que demostrar a nadie, así que no me importa limpiar playas, servir copas, cuidar ancianos o vender biblias, lo que tengo claro es que si trabajo para alguien no serán más de 4 horas al día…

APRENDIZAJE

Es imprescindible que no dejes de formarte puesto que es la única forma de «estar al día». Hay miles de cursos gratuitos de formación online, cursos para gente desempleada y muchísima información en Google, así que aprovecha todo esto para seguir creciendo personalmente. La sabiduría es sinónimo de felicidad si sabes dónde y cómo buscar…

MI VIDA EN GENERAL A DÍA DE HOY

No tengo presión de ningún tipo, el estrés y la ansiedad con la que siempre vivía han desaparecido y lo mejor de mi nueva vida: ¡¡¡tengo tiempo para todo y todos!!!. No me importa que creas o no lo que te estoy contando, pero solo yo sé lo feliz que vivo después de haberme desprendido de todos los lastres que me impusieron el día en el que nací.

Cuando empecé a darme cuenta de que no me gustaba la vida que vivía pensé que era un bicho raro. Acudí a médicos, psicólogos y psiquiatras buscando la respuesta a mis problemas de ansiedad y todos coincidían en lo mismo: tu problema está en tu forma de vida, cambia tus hábitos y te encontrarás mucho mejor…

En ese momento no lo entendía porque era joven, pero haciendo retrospectiva me doy cuenta de que tenían razón, aunque probablemente ni siquiera ellos habrían sido capaces de cambiar sus propias vidas.

¿QUÉ PASOS DEBO SEGUIR PARA CAMBIAR DE VIDA SIN EQUIVOCARME?

Solo tú, tu mente y tu corazón sois capaces de dar respuesta a esta pregunta. Cada persona es un mundo y mis fórmulas no tienen que ser las que te funcionen a ti, sin embargo sí puedes guiarte por mi experiencia puesto que puedo decirte a ciencia cierta que me ha funcionado. Como consejo lo primero que te diré es que no hagas caso de lo que te digan puesto que la mayoría de las personas están ancladas en la forma de vida que les han impuesto.

En segundo lugar debes mantener la calma porque hay algo indudable y es que sin comer no te vas a quedar, así que si partes de esa base puedes relajarte puesto que es lo único que necesitas para vivir es ALIMENTARTE… Finalmente y como último consejo, nunca bajes la guardia, trabaja duro por aquello que de verdad te hace feliz y recuerda tu vida pasada, es la única forma de entender que el cambio que has decidido dar ha sido por un motivo justificado: EL DE SER FELIZ.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *